Eres deportista: el vino es tu mejor aliado.

El vino puede ser el reconstituyente durante un esfuerzo prolongado y duro. Por lo tanto, presentamos que beberlo con moderación produce efectos beneficiosos para distintos órganos: Estómago: el vino activa y acelera la circulación gástrica. Riñones: el vino, sobre todo el blanco, tiene poderosa acción diurética. Cerebro: beber con moderación el vino desarrolla las cualidades