Bodegas Covila – Vinos de la Tierra de Rioja Alavesa

Bodegas Covila – Vinos de la Tierra de Rioja Alavesa

Bodegas Covila nace en 1989 por 60 vitivultores de Lapuebla de Labarca (Ávala) que deciden unir sus fuerzas y fundar una cooperativa. Su espíritu emprendedor sumado a la experiencia y sabiduría de 60 familias, dedicadas durante generaciones al cultivo de la tierra y la elaboración de vino, convierten pronto a Bodegas Covila en un referente de la Rioja Alavesa.

En Rioja el vino, más que un oficio, es una tradición vivida y aprendida desde la cuna, un sentimiento, algo propio, compartido por todos, una forma de vida. Los secretos del cultivo de la vid y la elaboración de vino perviven a lo largo de los años, pasando de padres a hijos, y formando parte de una cultura única que ha convertido esta región en un referente internacional en la elaboración de vinos de gran calidad.
Los métodos más tradicionales en el oficio del vino conviven en nuestra bodega con los métodos de la enología moderna.

En Bodegas Covila disponemos de unas instalaciones dotadas con la tecnología más avanzada para garantizar la máxima calidad de nuestros vinos durante las etapas de elaboración y crianza.
La bodega cuenta con una extensión de 250 hectáreas de viñedo propio de una media de edad en torno a los 25 años, aunque algunas vides alcanzan hasta los 80 años. La mayoría de las parcelas se encuentran ubicadas en Rioja Alavesa, entre los municipios de La puebla de Labarca, Laguardia y Elciego. La mayoría de ellas están plantadas con la variedad autóctona por excelencia, el Tempranillo y algunas hectáreas de la variedad Viura, destinada a la elaboración de sus vinos blancos.

Los vinos de Bodegas Covila proceden únicamente de frutos de nuestros propios viñedos. Para la elaboración de los vinos de crianza y de reserva contamos con un parque de barricas de roble francés y americano y con botelleros metálicos de gran capacidad donde nuestros vinos se redondean tras su paso por madera.
Los vinos de Covila, avalados por la gran cantidad de premios y reconocimientos cosechados, hoy en día son disfrutados por consumidores de todo el mundo.

Entre los distintos vinos que elaboran, destacamos:

Vino Tinto Crianza Covila 2013 – monovarietal de uva Tempranillo, con D.O.C.Rioja. La fermentación se hace en depósitos de acero inoxidable, con temperatura controlada. Una parte de la fermentación maloláctica en barricas de roble americano nuevas y parte en depósito de acero inoxidable. Crianza en barricas de roble
americano durante 12 meses en barrica y el resto en botellero.

Nota de Cata: 

  • Vista: Color profundo, rojo, con mucha capa.
  • Nariz: Muy compleja e intensa donde la impresión de vainilla se mezcla con mermelada de frutos negros y notas lácticas. 
  • Boca: Goloso, aterciopelado, de textura cremosa y con retrogusto a vainilla y frutos rojos como las notas de nariz. Largo y equilibrado.

 

Vino Tinto Gran Reserva Covila 2008 – D.O.C Rioja y  100% Tempranillo. Fermentación controlada en tanques de acero inoxidable, con uva seleccionada. Maceración durante 15 días tras los que realiza la fermentación maloláctica en barrica. Tras este periodo el vino es criado en barricas durante un mínimo de 24 meses tras los que permanece 3 años en botella.

Nota de Cata: 

  • Vista: De elegancia clásica.
  • Nariz: Franca, dominada por la fruta muy madura con toques propios del envejecimiento en barrica como vainilla y tostados.
  • Boca: Cálido, bien redondeado, con taninos dulces y bien equilibrado. Final largo y amable.

 

Vino Tinto Pagos de Labarca Aex 2011 – Elabrado a partir de variedad Tempranillo y con Denominación de Origen Calificada de La Rioja. Tiene una crianza de 27 meses en barrica y ha sido galardonado con 90 puntos por la Guía Peñin.

Nota de Cata: 

  • Vista: Capa alta en copa con profundo color rojo cereza picota y ribete rojo en el borde de la copa.
  • Nariz: Complejo y potente. Las notas de frutos negros en forma de mermelada se entremezclan con un amplio abanico de especias procedentes del roble que aportan al vino una elegante y compleja nariz. 
  • Boca:  Untuoso, goloso, con matices bien integrados, acidez, volumen y sobre todo equilibrio. El post-gusto es complejo como la nariz donde los frutos negros están bien matizados con las notas dulces de madera nueva a vainilla y torrefactos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *