Bodegas Monóvar, la mayor reserva de Fondillón del mundo

Monóvar

Bodegas Monóvar ha recuperado este vino de lujo, y lo ha hecho a lo grande, con 75 toneles de Fondillón alicantino y otros 23 toneles de la edición especial, conocido como Fondillón Sacristía, formando la mayor reserva de Fondillón del mundo de esta leyenda del vino y de nuestra historia. De hecho, existen referencias al Fondillón, de autores tan conocidos como Shakespeare, Dumas, Azorín, Dostoyevski o Defoe.

Historia del Fondillón

La historia del Fondillón se remonta a más de cinco siglos de historia. Este vino, único en el mundo, cuyo origen proviene de Alicante, es uno de los pocos vinos que cuenta con Denominación real. Alcanzó gran renombre en el mundo entero, bajo el nombre de vino de Alicante, tal y como así demuestran numerosas referencias de los famosos escritores Shakespeare, Azorín… Sin embargo, la crisis de la filoxera a finales del siglo XIX hizo que prácticamente desapareciera del mercado.

Uva Monastrell

Bodegas Monóvar, consciente de la importancia de este vino, ha puesto los viñedos adecuados para  el cultivo de la uva Monastrell, con la que se elabora el Fondillón. La bodega, ubicada en el municipio alicantino de Monóvar, se encuentra entre montañas con bosques de pinos y encinas en el Collado de Azorín, entre la Laguna de Salinas y el Valle del Mañán.

La uva Monastrell se convierte en la auténtica protagonista de estas tierras, varietal autóctona a partir de la cual se obtiene el prestigioso vino Fondillón de Alicante. Para ello, se cuenta con las mejores parcelas de esta variedad de uva, viña vieja de secano en vaso, solana y tierra blanca.

Los  viñedos se cultivan bajo un estricto control durante todo el año, pensando en vendimias tardías de Monastrell sobremadurado, imprescindible para la elaboración del Fondillón.

Además, el Fountillon reposa en los conocidos toneles, 8 veces más grandes que los de toneles de Burdeos, cuyo origen se remonta cuatro siglos atrás. La capacidad de los toneles habituales de aquella época en Alicante, eran de 150 cántaros, que equivalía a 11,55 litros, y han perdurado hasta hoy.

No pierdas la oportunidad de disfrutar de este vino, Fondillón de Alicante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *