Bodegas Sonsierra: UNA PALABRA ENTRE LA PREHISTORIA Y LA INNOVACIÓN, “CALIDAD”

Bodegas Sonsierra: UNA PALABRA ENTRE LA PREHISTORIA Y LA INNOVACIÓN, “CALIDAD”

 

En una pequeña comarca milenaria de La Rioja brotan entre restos prehistóricos  los resultados de una ancestral tradición basada en la elaboración del corazón de una vanguardista marca, Sonsierra. Durante una increíble batalla luchada entre las montañas del norte lograron empujar los límites de la perfección para fabricar sus innovadores productos, que sin lugar a dudas aclararán en tu paladar el concepto que tienes sobre la palabra “calidad”.

Pioneros en embotellar y comercializar la esencia de La Rioja con el uso de los últimos avances tecnológicos pero siempre respetando algunas tradiciones de la civilización de la vid y el vino, que vivieron hace más de dos mil años entre increíbles paisajes protegidos por la Sierra de Cantabria.

 

EL CLIMA IDEAL PARA QUE BROTE LA MAGIA

Entre la Sierra de Cantabria situada al Norte y el río Ebro al Sur se crea un microclima único para el cultivo de la vid de los viñedos de Sonsierra. Los suelos pobres en materia orgánica limitan la producción aumentando la calidad de los racimos.

Utilizando la técnica de teledetección se capturan imágenes aéreas de los viñedos mediante sensores multiespectrales ubicados en una avioneta, capaces de captar diferentes frecuencias de luz, invisibles al ojo humano, que emiten las viñas. Así es como en Sonsierra logran ser capaces de seleccionar la uva desde la viña, para conseguir los distintos perfiles de sus vinos.

 

PERFUME DE SONSIERRA

  • Es la gran obra maestra de la marca, artífice de una increíble revolución en el sector.
  • Un vino tinto de variedad 100% tempranillo propio de los suelos más equilibrados y ricos en caliza.
  • Sus notas afrutadas y aromas de café conjugan a la perfección con su equilibrio en boca y un color cereza picota.
  • Se elabora durante 16 meses en una selección de 30 barricas bordelesas nuevas de roble francés y permanece 8 meses de crianza en botella como mínimo.

 

PAGOS DE LA SONSIERRA

  • Es clasificado como “vino de alta expresión o de autor”, en su elaboración se han empleado uvas procedentes de viñedos que atesoran entre 45 y 100 años de edad con una producción muy limitada. Creado con un sentimiento emotivo, donde la selección y mimo puestos tanto en el viñedo como en la bodega se llevan al extremo con la intención de que cada copa de este vino haga llegar a los 5 sentidos del consumidor todo el potencial de los viñedos centenarios con los que ha sido elaborado y la impronta personal de Bodegas Sonsierra.
  • Este vino es de una muy limitada producción, alrededor de 22.000 botellas. Procede de uvas de la variedad tempranillo, totalmente vendimiadas a mano en el momento de máxima madurez.
  • Su tremenda complejidad en nariz y su perfecto ensamblaje hacen de él un reserva muy especial. En boca es como saborear chocolate negro, eucalipto, café tostado y cremas que crean una perfecta armonía que nos invita a evadirnos y perdernos en él.

SONSIERRA CRIANZA VENDIMIA SELECCIONADA 

  • Un tinto barato y de calidad compuesto por uvas Tempranillo.
  • Se elabora a partir de viñedos de más de 30 años situados en las faldas de la Sierra de Cantabria vendimiados a mano, tras un suave estrujado el mosto macera en frío en contacto con los hollejos durante 48 horas para posteriormente realizar la fermentación alcohólica a una temperatura máxima contralada de 28ºC recibiendo ligeros remontados durante 8 días.
  • Se envejece durante 12 meses en barricas 70% nuevas de roble americano y 30% de segundo año de roble francés. Permanece mínimo de 1 año en reposo en botella hasta su afinamiento.
  • Tiene un intenso color cereza, es potente en nariz, con aromas de fruta roja perfectamente ensamblados con vainillas. Su paladar es intenso y elegante, destacan sus taninos maduros junto a su amplitud y redondez dejando un largo y agradable recuerdo.