Carlos Reyes de Baigorri: «Creo que España debe venderse fuera como imagen de calidad y variedad».

Ubicada en la localidad de Samaniego y bajo la Sierra de Cantabria se encuentra Bodegas Baigorri. Una caja de cristal integrada perfectamente en su entorno, que emerge en un lugar emblemático de la Rioja Alavesa.

Hoy tenemos el honor de contar con Carlos Reyes Carmona, Director Comercial de la bodega, que amablemente ha accecido a responder a nuestra entrevista:

AAEAAQAAAAAAAAKKAAAAJGU2YWY0ZjA1LWNkNjctNDdhNy1hZWZjLTRkOTI4YmViNjVkOQ

V: Cuáles fueron sus inicios en el mundo del vino.
Comencé con los excelentes vinos de Jerez, en Bodegas Alvaro Domecq.

V: Una Denominación de Origen y una varietal de uva.
Porque así lo he elegido, Rioja y tempranillo.

V: Qué deberíamos aprender de los vinos extranjeros y qué les podemos enseñar.
Hay de todo, pero en el marco de Francia y Alemania, como se han posicionado en el mercado Premium mundial. Nosotros podríamos pero seríamos, somos, más competitivos por precio. Hemos avanzado mucho en nuestra calidad y en vinos de guarda.

V: Un vino español y otro extranjero que se llevaría a una isla desierta.
Me llevaría, nuestro Baigorri Fermentado en barrica y un buen Riesling alemán, por ejemplo Kühling-Gillot Oppenheim Riesling Trocken 2012

V: Parker o Peñín.
Por su vocación internacional Parker.

V: El mejor maridaje para sus vino.
Los guisos tradicionales de las distintas zonas nacionales, como el cocido madrileño, fabada asturiana o un buen menudo, así como cualquiera de las carnes rojas de la península ibérica, como la Rubia Gallega, Avila, Retinta,…

V: Bodega o Viñedo.
Viñedo

V: Un personaje Histórico con el que le hubiera gustado tomar un vino.
Adolfo Suarez

V: ¿Qué considera más importante, variedad o terruño?
Terruño, porque no cualquier variedad da buen resultado en cualquier sitio, pero en un buen terruño salen buenas plantas.

V: ¿Qué debemos hacer para que en España se vuelva a beber vino?
Entender que forma parte de nuestra cultura y que con moderación es saludable, está probado su beneficios, y perfectamente forma parte de nuestra gastronomía mediterránea del día a día.

V: ¿Cree positivo el intrusismo en el mundo del vino (famosetes metidos a bodegueros)?
Habrá de todo, pero ser famoso no es igual a saber hacer vinos, hay que conocer bien el sector e implicarse mucho.

V:¿Qué opina de la introducción de variedades foráneas en España?
Hay que observar las que se adapten bien. Pueden ayudar a que demos una mejor y más variada oferta en nuestras exportaciones.

V: Menos ayudas comunitarias para la modernización del viñedo, importantes excedentes en las bodegas, bajadas de precios y de consumo…¿cómo cree que evolucionará el negocio?
Es importante aguantar el tipo en la medida que se pueda, ya que que si se cede en precios, finalmente también se tendrá que ceder en calidad. Pienso, por lo menos es política de Baigorri, que hay que controlar y limitar la producción y solo elaborar lo que previsiblemente podamos vender. No es momento para riesgos que terminen en mal vender los productos y que destruyan la reputación de años de esfuerzo y trabajo.

V: ¿Cómo piensa que debemos acercarnos al joven consumidor? ¿Cree que el snobismo que algunos han querido introducir en el vino ha perjudicado al consumo por parte de los jóvenes?
Los nuevos gastrobares y sitios de chateo de corte moderno, donde se copean vinos a buen precio y con una cocina novedosa, pienso que es un buen inicio, un punto de encuentro de bodegas y jóvenes, ya que pueden probar diferentes tipos de vino a buen precio e ir definiendo así los gustos. Efectivamente los vinos tiene también esa imagen de “alta sociedad” pero que pienso que, con la diversificación que tenemos ahora, eso se está transformando, al tener buenos vinos de multitud de zonas a precios muy razonables. No en vano, pienso que es positivo que el vino siga teniendo una imagen de elegancia.

V: ¿A qué le da más importancia a la hora de comprar un vino, a una zona vitivinícola en concreto o a la calidad del propio vino sea de donde sea?
A la calidad del vino. En todos los sitios habrá de todo. De hecho hay vinos en ciertas zonas que destacan y son primeras marcas y no hay muchas más conocidas en las mismas.

V: Cómo ve la evolución en el mercado de los vinos biodinámicos y si cree que el consumidor los sabe diferenciar de los vinos ecológicos simplemente por el factor «eco», porque son más caros, porque son naturales, o porque no llevan aditivos.
Pienso que siempre que una planta sea cultivada de forma ecológica, será mejor para el consumidor. Por tanto, el vino también. Otra cosa luego es certificarla. Por ejemplo, nosotros en Baigorri lo hacemos todo de forma ecológica y se nota, aunque no lo certifiquemos como tal, pero sí es importante y creo que hay una buena parte del consumidor que justifica pagar algo más por este motivo. El tema de biodinámica en sentido amplio, teniendo en cuenta las fases lunares y todo lo que conlleva, pienso que es algo más difícil de entender y, por tanto, justificar sus costes adicionales por parte del consumidor.

V: Suponiendo que coincida conmigo en el hecho de que la presencia del vino español en el exterior debería ser mucho mayor (en muchos países salimos derrotados por goleada si nos comparamos con franceses, italianos o chilenos), ¿cuál cree usted que sería la estrategia a seguir para tratar de incrementar la venta de vino con Denominación de Origen en estos países?
Creo que España debe venderse fuera como imagen de calidad y variedad. Aunque en algunos países seamos derrotados debemos seguir luchando por conseguir tener el mercado que nos corresponde, que nos merecemos, ya que estamos demostrando que damos la mejor oferta en cuanto a la cantidad de zonas vitivinícolas y tipos de uva de gran calidad y a precios muy ajustados.

V: ¿Cómo cree que afectará al futuro del vino el Cambio Climático y que propuestas deberían incentivar las bodegas para combatirlo?
Este es un tema muy complejo. Vemos como se adelantan vendimias, la graduación alcohólica por las nubes y subiendo… No sé si el futuro pasará por tener las viñas las zonas más altas sobre el nivel del mar o modificar los tipos de sembrados para que tengan más sombras las uvas… no sabemos aún. Lo mejor es invertir en este sentido I + D para ir preparando los cultivos del mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *