Visitamos Bodegas Conde de San Cristobal, una de las bodegas más prestigiosas de Ribera del Duero

Visitamos Bodegas Conde de San Cristobal, una de las bodegas más prestigiosas de Ribera del Duero

Jorge Peique enólogo de Bodegas Conde de San Cristobal, un berciano que lleva elaborando vinos desde 2001

 

Esta semana hemos tenido el placer de visitar los viñedos y Bodegas de Conde de San Cristobal, en pleno centro de la D.O Ribera de Duero, a tan solo 5km de Peñafiel se ubican sus viñedos del Pago de Valdestremero, que parten desde los 500m de altitud hasta los 900 del páramo, viñedos principalmente de la variedad tinto fino, que pudimos recorren junto con su enólogo Jorge Peique, un berciano que lleva elaborando sus vinos desde el año 2001 y ha vivido de primera mano el crecimiento de la bodega, apostando por hacer vinos de calidad trabajando desde el campo.

Viñedo

 

 

 

Sobre el viñedo, compuesto por 80 hectáreas en total, Jorge nos comentaba lo duro que fue la añada 2007 que fue muy afectada por las heladas y con poca producción pero con vinos de gran calidad, sus viñedos por ubicación cuentan con un clima continental extremo y lo hablábamos un 25 de febrero a 18 grados a las 12 de la mañana en Peñafiel! Para los que somos de la zona no dejan de sorprendernos estas temperaturas en esta época del año, lo cual nos cuenta que “activa” la vid haciendo subir la savia de la planta lo que puede generar un problema si luego vuelven las heladas, que seguro que alguna caerá, así que como no queda otra, hay que cruzar los dedos y esperar que no afecte demasiado.

 

 

Bodega Conde de San Cristobal

Ya una vez en la bodega, lo primero que vemos es un edificio moderno de estilo castellano, en el “hall” nos recibe un cuadro original del primer Conde de San Cristobal, nos cuentan la historia del grupo Marqués de Vargas al que pertenece la bodega y su legado familiar vinculado desde hace generaciones a la elaboración de vinos de calidad en las principales denominaciones de origen españolas, Marqués de Vargas en La Rioja, Pazo de San Mauro en Rías Baixas y Conde de San Cristobal en Ribera del Duero.

Pasamos a la sala de depósitos, donde Jorge, demostrando una gran pasión por su trabajo, nos cuenta cómo elaboran sus vinos, da gusto escuchar a alguien cuando disfruta de lo que hace. Ya en la sala de barricas vemos que están en pleno cambio, con la entrada de barricas nuevas, principalmente de roble francés de varias tonelerías y con tostados suaves, aunque también usan algunas barricas de roble americano, Jorge nos cuenta que también han probado con barricas de roble ruso o centroeuropeo aunque “ahora ya no las usamos”.

   

 Ya en la sala de barricas vemos que están en pleno cambio, con la entrada de barricas nuevas, principalmente de roble francés de varias tonelerías y con tostados suaves, aunque también usan algunas barricas de roble americano, Jorge nos cuenta que también han probado con barricas de roble ruso o centroeuropeo aunque “ahora ya no las usamos”.

La cata

Una vez visitada la bodega pasamos a la cata de sus vinos, desde una sala acristalada con unas vistas privilegiadas del viñedo, empezamos con el Flaminio Rosé 2017 un rosado de corte “Provenzal” que nos ha sorprendido gratamente por su frescura y amable acidez en boca, los rosados existen y como todos dicen, están de moda! Disfrutémoslos!

Rodríguez sanzo

Pasamos a Conde de San Cristobal 2015 un vino con una nariz muy agradable de frutos negros y violetas, en boca es un vino amable, largo y muy equilibrado que todavía tiene un largo recorrido en botella.

Rodríguez sanzo

Terminamos con Conde de San Cristobal Raices Reserva Especial, un vino de producción muy limitada, se elabora en añadas excelentes y solo unas 3000 botellas, sin duda un gran vino para disfrutar en ocasiones especiales, un vino complejo con una nariz con toques de fruta y un final de pimienta blanca, en boca es potente pero agradable, con un final largo y aterciopelado, sin duda un gran vino!

Rodríguez sanzo

Después y para rematar una jornada espectacular, fuimos a comer un típico asado de la zona, en el restaurante Lagar de San Vicente, justo a los pies del imponente Castillo de Peñafiel, por supuesto maridado a la perfección por los vinos de Conde de San Cristobal.

Para los que como nosotros, sois aficionados al mundo del vino y al enoturismo, os recomendamos sin duda esta visita.

Gracias a Jorge por compartir con nosotros su conocimiento, a Marivi por su hospitalidad y todo el equipo de Conde de San Cristobal, por este día que siempre recordaremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *